Petroglifos en Petorca
Petroglifos en Petorca

Entre el 500 y el 2000 a.C. se estima la data de los 54 petroglifos de El Arenal, en el sitio arqueológico de El Pedernal, ubicado en la localidad del mismo nombre de la V Región, a 27 kilómetros de Petorca y 250 de Santiago

Las piedras, dispersas en el cerro precordillerano, guardan singulares formas antropomorfas y astrológicas, testimonios de culturas preincaicas y posteriores que en las cercanías mantenían el yacimiento de pedernal, roca usada para hacer las puntas de flechas que luego intercambiaban por alimentos y especies.

Los sitios arqueológicos, hasta ahora escasamente conocidos, forman parte del destino de la nueva ruta de turismo rural, arqueológico y patrimonial que a lo largo de 83 kilómetros entre La Ligua y Petorca descubre la riqueza agroturística y cultural de estos valles.

Nuestra Historia

La Comuna de Petorca fue fundada el 8 de abril de 1753 por Domingo Ortiz de Rozas, quien la llamó originalmente “Villa Santa Ana de Briviesca” en honor a su esposa. Fue fundada por orden de la Junta de Poblaciones del Reino de Chile. Es la comuna más extensa de la Quinta Región.

Petorca tiene una historia muy ligada al ámbito minero. En un comienzo pertenecía a la jurisdicción del Real Tribunal de Minería hacia el siglo XVIII, lo que provocó que sus límites jurisdiccionales no estuvieran claros y se establecieran más tarde.

En el sector de Hierro Viejo fue hallado en 1730 el rico manto aurífero de los Tornos. Después de sabida esta noticia el lugar comenzó a poblarse por trabajadores y sus familias, tahúres y sobre todo aventureros; entonces el deshabitado asiento se incretementa y sin autorización comienzan a ocuparse terrenos eriazos pertenecientes a la hacienda Pedegua de la Comunidad Religiosa Agustina.

Se conoce como los primeros mineros de la zona a Juan Aballay y Juan José Aguila, quienes
en 1790 comenzaronla explotación de yacimientos de oro, cobre y plata. Empiezan a crearse herrerías que fabricarán herraduras para las bestias, enllantarán ruedas de carretas y repararán herramientas mineras como chuzos, barrenos y llaucanas. Tanto en los yacimientos de los Tornos como el de Cangalla hicieron que la gente pasara de la escasez a la abundancia yviceversa.

 

En 1800 el oro se extrae de la mina Mula Muerta. La industria aurifera se ve robustecida con el aporte que hará el Torno, con la cual la producción aumenta enormemente con consecuencias, es decir, el agotamiento de dicho yacimiento. Tanto fue el interés que este yacimiento de los Tornos despertó, que incluso personajes ingleses venidos desde Valparaíso intentaron invertir en este lugar.

Ya en el siglo XX la industria minera se liga a lo que es el aporte de la familia Callejas Zamora, sobre todo con la habilitación de la mina de San Juan de Capote a la que se sumarán empresas en el distrito del Bronce por allá en los años 30 y siempre a cargo de la familia Callejas, la Compañía Minera El Bronce de Petorca, que en un comienzo fue conectada para razones de energía en la Compañía Chilena de Electricidad de la Patagua. Algunos sectores de la comuna son especialmente “mineros”, tales como: Villa Alberto Callejas, El Bronce y El Morado, etc.